Make your own free website on Tripod.com

Se fue la segunda...

Amistoso:Passarella ya puede sacar sus conclusiones

Un triunfo con muy poco fútbol

Los celestes derrotaron 2-0 a Venezuela pero su juego no convenció, ya que careció de dinámica y sorpresa, hasta que ingresaron Olivera y Zalayeta, quienes le dieron más profundidad

La desilusión ganó en la fría noche del Centenario. Uruguay ganó y lo hizo en forma justificada por 2-0 ante Venezuela, pero el fútbol que la gente fue a ver faltó sin aviso. El conjunto celeste jugó mal y lejos estuvo de reiterar el buen juego practicado en el partido debut de Daniel Passarella al frente de la selección nacional, ante Costa Rica, cuando anotó cinco goles.

¿Es para preocuparse? No, aún hay tiempo para trabajar de cara a las Eliminatorias y está claro que el técnico se encuentra en la etapa de encontrar el equipo ideal. Lleva sólo dos encuentros al frente del combinado y recién está sacando las primeras conclusiones.

Más allá del bajo nivel futbolístico que presentó anoche la selección uruguaya, a esta altura todo es positivo ya que hasta las cosas que salen mal sirven para que se trabaje sobre ellas a fin de corregirlas. En realidad, lo de ayer fue casi todo para corregir.

Uruguay careció de sorpresa, dinámica y tuvo grandes problemas para pasar de defensa a ataque, ya que la pelota circuló en forma muy lenta desde la Olímpica a la América y viceversa, lo que permitió que Venezuela (que llegó con la única consigna de defenderse) se abroquelara atrás.

Entre líneas

La integración celeste presentó tres cambios con respecto a la que enfrentó a Costa Rica: dos en defensa y una en el mediocampo.

Esas variantes le dieron la posibilidad al técnico de comparar rendimientos. En ese aspecto, quedó claro que en estos momentos el titular en el lateral derecho debe ser Martín Del Campo, quien aporta salida ordenada, buena marca, velocidad y sorpresa, cosas que Gustavo Méndez ayer mostró en forma esporádica.

Diego López jugó en la zaga, por el sector derecho, en sustitución de Alejandro Lembo. No fue muy exigido porque Venezuela prácticamente no existió en ataque (sólo inquietó con un par de remates de media distancia muy débiles), pero se preocupó por salir jugando con pelota a ras del piso y cumplió una aceptable labor.

En la zona de volantes, Gustavo Poyet jugó por Juan González y aportó algunas cosas interesantes, aunque lejos estuvo de ser el jugador gravitante que es en Chelsea. Justo es decir que actuó algo más retrasado, con más obligación de realizar relevos, por lo que pisó poco el área rival. No obstante, generó dos cabezazos peligrosos y un remate (a los 44’) que dio en el palo y luego picó en la línea, tras un buen desborde de Guigou.

Por otra parte, algunos futbolistas que rindieron bien ante los ticos ayer no lo hicieron, tales los casos de Guigou, Romero, Coelho, O’Neill y Otero, erráticos a la hora de pasar la pelota.

Cambio de cara

Tras una primera mitad muy aburrida, que Uruguay terminó ganando 1-0, luego que Pacheco aprovechara a los 25’ una pelota bajada por Poyet de cabeza a la salida de un corner para decretar el tanto, la gente quería ver algo distinto y por eso en el entretiempo el comentario fue la intención de ver en la cancha a Olivera y a Zalayeta.

Tras el descanso, Nico saltó al campo y entusiasmó al público, no sólo porque es uno de los niños mimados de los uruguayos, sino porque dotó al equipo de mayor dinámica, movilidad y profundidad, aunque no encontró un buen socio sino hasta los 69’, cuando ingresó Zalayeta.

Cuando se juntaron los morenos héroes de Malasia apareció la mejor propuesta celeste, aunque lejos de lo esperado. A los 37’ el público se sacó el frío aplaudiendo una chilena de Zalayeta que el golero Dudamel sacó contra el palo izquierdo, y al fin pudo gritar nuevamente a los 88’, cuando el propio delantero anotó el 2-0 que pareció exagerado con respecto a lo que realmente se vio, porque Uruguay no fue tan superior a un Venezuela que incluso fue menos que Costa Rica.

Nada puede criticarse aún. Hay que armarse de paciencia y esperar que Passarella saque sus conclusiones, aunque no debe ocultarse que Uruguay anoche jugó mal.

Se fue la segunda...


Volver a Celeste Net