Make your own free website on Tripod.com

Llegó la hora de jugar en serio

Uruguay - Colombia: los jóvenes salen a hacer su propia historia

Llegó la hora de jugar en serio

Pese a llegar con poco tiempo de preparación, los celestes despertaron esperanza en la afición luego de las dos muy buenas presentaciones amistosas en Paraguay

por Marcelo Decaux enviado a Paraguay (El Observador)

Llegó la hora. Uruguay debuta esta noche ante Colombia en la Copa América con la esperanza intacta en sus convicciones. El equipo de Púa sabe que la parada es brava pero también tiene fe en lo suyo.

Está escrito y no es novedad que faltó tiempo de preparación; faltaron partidos previos para que el conjunto llegara más afiatado; faltaron jugadores que, como Nicolás Olivera o Darío Silva, podrían haber dado una gran mano. Pero hoy eso no juega. Hoy es tiempo de demostrar que se puede y que lo hecho por los celestes en el partido ante Paraguay en Ciudad del Este no fueron solamente 20 minutos brillantes.

A favor y en contra

La selección nacional tiene muchas cosas a favor para afrontar no solamente el encuentro ante Colombia, sino también toda la Copa América.

Para empezar, posee un técnico inteligente. Víctor Púa es un gran conocedor del plantel y, además, tiene muy claro el juego de cada uno de los rivales. Si se parte de esa base, esa es una gran ventaja con la que cuentan los celestes. Otra de las virtudes del técnico es que sabe utilizar muy bien las piezas con las que cuenta.

Entonces se la jugó por Carini en el arco ­pese a sus 19 años­ por Federico Magallanes como enlace o como un “nueve y medio” arrancando desde atrás, y por Andrés Fleurquin en la mitad de la cancha. Todos esos movimientos le dieron hasta el momento sus frutos.

Una de las ventajas que puede dar Uruguay es el poco fútbol con que cuentan algunos de sus futbolistas. Por ejemplo, Diego López tendrá mucho trabajo esta noche en la zaga y viene de jugar muy poco en Cagliari. Sus condiciones tendrán un papel fundamental a la hora de marcar a Ricard o Bonilla.

Otro que también padece el mismo inconveniente es Líber Vespa. En Rosario Central tuvo muchos problemas de lesiones y apenas jugó en los últimos meses. Por allí los celestes también pueden verse complicados.

Pero Uruguay debe jugar al estilo de Púa para amenazar a Colombia. Pelota al ras de piso, orden, dinámica, ritmo, manejar los tiempos del partido y, sobre todo, no caer en distracciones. De esa manera, los resultados llegarán solos y el pasaje a la siguiente ronda de la Copa América no será una quimera.

A la olla

Uruguay reconoció anoche el estadio La Olla, donde se jugará el encuentro de esta noche. Allí los jugadores permanecieron durante aproximadamente una hora realizando ejercicios con pelota, divididos en dos grupos. El escenario aún no está del todo listo ya que ayer, en pleno movimiento de Uruguay, pintaron el césped.

Sabella espía

El entrenador alterno de la selección uruguaya, Alejandro Sabella, hará las veces de espía para los celestes. El argentino viajó ayer en automóvil desde Asunción hacia Ciudad del Este junto a Ricardo Cosentino para observar in situ el desempeño de Brasil, Chile, México y Venezuela. En caso de que los celestes ocupen el segundo lugar de su grupo, enfrentarán al primero de esta serie.

Llegó la hora de jugar en serio


Volver a Celeste Net