Make your own free website on Tripod.com

Uruguay 3 - 2 Paraguay

El arranque hacia la Copa América fue como para creer

Mañana será mejor

Debut más que auspicioso del Uruguay de Púa. Venció a uno de sus últimos verdugos: Paraguay. El futuro aparece más claro. Con mayor optimismo.

En Paraguay
Escribe: Edward Piñón

CIUDAD DEL ESTE.-- Hubo explosión, un increíble cambio de ritmo, triangulaciones a destajo, aprovechamiento de la banda izquierda, buen manejo en el mediocampo y una sorpresiva efectividad en el primer tiempo. Ese fue Uruguay. El mismo que entusiasmaba en lo previo por las afirmaciones del técnico Víctor Púa.

Es cierto. Ese equipo que salió del fondo con pelota dominada. Que tuvo una singular tranquilidad para hacer que la pelota fuese de un lado a otro sin importar que los guaraníes se fueran como estampida para presionar. Ese equipo que manejó en la mitad de la cancha los tiempos del trámite. Que puso el pie en el freno, cuando había que buscar el hueco, y que aceleró como la nueva Ferrari de Michael Schumacher, cuando aparecieron los rinconcitos libres para meter a los puntas o a los propios volantes, fue Uruguay.

Sorprendente por donde se lo mire. Porque fue el primer compromiso de este conjunto que peleará la Copa América. Porque era incluso el primer cotejo de algunos futbolistas con la selección celeste y porque enfrente estaba un elenco que en los últimos tiempos (con exclusión de la Sub 20 en el Mundial de Nigeria) se ha dado el gusto de pegarle y pegarle a los charrúas.

Felizmente llamativo. Porque no es común ver en acción a una selección mayor de Uruguay realizando 15 o 17 pases seguidos. Porque no hubo ese andar cansino, anunciado, aburrido y porque se atacó, atacó y atacó, y en varios pasajes del encuentro los hombres de Púa parecieron ser los locatarios.

Satisfactoriamente conformable. Porque hubo un funcionamiento corporativo. Porque las individualidades brillaron en beneficio del conjunto. Porque no hubo egoísmos (Alvez y Magallanes fueron un ejemplo de ello, cuando cedieron sendos pases para el gol del otro) y porque todo proceso que se inicia con buen pie tiende a mejorar en el futuro.

Hubo cosas para corregir. Quizá el escaso aprovechamiento de la banda derecha, el excesivo retraso en el campo de juego que tuvo Coelho en el primer período y hasta las desinteligencias en la zaga cuando los paraguayos se tiraron desesperadamente en busca del descuento. Pero sería demasiado pedir una tarea prolija en su totalidad cuando se estaba frente a la primera presentación oficial de un equipo que hasta se dio el lujo de incorporar hombres en los últimos días y que incluso todavía espera la llegada de otros que supuestamente pelean un puesto en la oncena titular (Nicolás Olivera y Darío Silva).

Quedaron cosas para perfeccionar. Como la sistematización de los volantes con la línea de cuatro y la de los zagueros con Carini en los envíos aéreos. Pero son matices de una producción uruguaya que llenó el ojo y que escribió claramente un mensaje de optimismo y confianza.

La lectura es clara y precisa. Respetando la idea. Manejando la pelota como lo hicieron Coelho, Magallanes, Callejas, Fleurquin. Anticipando a los rivales como lo realizaron Bergara, Fleurquin, Coelho y Lembo (este último en el segundo tiempo). Metiendo el cambio de ritmo para dañar al adversario... el mañana será mejor.

 

Bergara, Coelho y Fleurquin fueron puntales

Magallanes demoledor

* URUGUAY

CARINI: en el primer período tuvo una gran intervención cuando se la jugó ante la entrada de Caballero y le sacó la pelota de los pies. Dudó en algunos centros. PILIPAUSKAS: flojo, no le salió nada cuando intentó penetrar por derecha. El primer gol vino por una infortunada acción suya: la pelota le pasó por debajo del botín. LOPEZ: arrancó mal ubicado, con problemas para interceptar el juego guaraní. Se afianzó en el segundo período, aunque fue el más desprolijo del fondo. LEMBO: fue creciendo con el paso de los minutos. Las dudas que mostró en el primer tiempo, después se terminaron. BERGARA: gran partido. Jugó al mismo nivel que en el fútbol local. Realizó con certeza los cierres y controló los intentos ofensivos paraguayos. Además, se sumó al ataque. FLEURQUIN: otro que jugó en gran forma. Barrió de América a Olímpica con todo el mundo. Al gran despliegue defensivo le agregó el criterio para darle buen destino a la pelota. COELHO: al principio jugó muy retrasado y así Uruguay regaló la banda derecha. Después se movió por todo el frente y sacó a relucir sus cualidades técnicas. Fue fundamental. VESPA: padeció enormes problemas cuando salió a cortar el juego guaraní. Casi siempre quedó desairado. MAGALLANES: su potencia física y su gran manejo le convirtieron en la mejor figura de la cancha. Hizo dos goles y lanzó a Alvez en el primer tanto celeste. ZALAYETA: lo mejor suyo apareció en los primeros 20 minutos, en los que se juntó y llegó con riesgo. ALVEZ: hizo el primero y le dio el segundo a Magallanes. Además, fue peligroso cuando encaró en velocidad. CALLEJAS: entró para suplir al mejor y no defraudó. Ayudó a presionar a los volantes rivales y jugó con dinámica y técnica. ALONSO: picó un par de veces con riesgo. PODESTA: trabajó en la marcha. PACHECO: buscó tocar. PICUN: poco en juego.

Uruguay 3 - 2 Paraguay


Volver a Celeste Net